Fuerza, control y flexibilidad

image

Estos son los tres principios que hay que tener en cuenta en todo momento en el método que Joseph H. Pilates inventó, la Contrología.

La Fuerza , imprescindible a la hora de moverse. Sin ella, no es posible el movimiento. Pero cuidado, en muchas disciplinas y ejercicios, cuando son enseñadas por una persona mal instruida, parece que la fuerza es el único camino y es aquí cuando nos equivocamos… La fuerza sin los otros dos principios, no sirve de nada.

Y es aquí cuando llegamos al Control. Consiste en manejar la cantidad mínima de fuerza necesaria, de amplitudes en movimientos, de colocación, de templanza. Sólo cuando un movimiento es controlado (que no significa pequeño)  es efectivo. A menudo malos profesores intentan reducir el rango de movimiento confundiéndolo con Control.

Flexibilidad. Y es aquí cuando si hay
demasiada fuerza, no hay flexibilidad. Siempre que unos músculos hacen fuerza hay otros que deben estirarse, es así como se consigue el equilibrio y el trabajo total del cuerpo. Muchos ejercicios de muchos tipos de disciplinas buscan encoger los músculos para trampear y aparentar fortaleza. Lo único que se consigue así son músculos encogidos y por lo tanto, débiles, preparados para romperse en cualquier movimiento inesperado.

Es por eso que trabajar los músculos aisladamente (gimnasios)  no sirve de nada. Podrás aparentar que hay un cuerpo trabajado, pero en cualquier esfuerzo o movimiento de verdad, quedará en evidencia.

5 thoughts on “Fuerza, control y flexibilidad

Leave a Reply

Your email address will not be published.