Verdadero Pilates

Joseph eligió como discípula y heredera de su método a Romana Kryzanowska y a su hija, Sari Mejía (Nueva York),  únicas capacitadas y autorizadas en transmitir su método fidedignamente para formar profesores. Por esto, todo profesor que quiera enseñar el método tal y como se creo deberá estar formado a través de estas personas.

A pesar de la proliferación de centros y profesores que dicen ofrecer esta disciplina, el Pilates original continúa siendo un método que solo puede enseñarse de mentor a discípulo, constituyendo una minoría altamente cualificada de profesores.

Se descarta por completo las clases de grupo que no hacen otra cosa que rebajar la calidad y pureza del método. Cada persona tiene un cuerpo diferente debido a su genética, actitudes, aptitudes y costumbres. Es por eso que no puede haber dos clases iguales para personas diferentes y por consecuencia, no podrá haber una misma clase para varios individuos a la vez.

Las otras disciplinas que dicen llamarse Pilates copian la “coreografía” de los ejercicios pero desconocen la forma de realizarlos, limitándose únicamente a imitar el movimiento de los ejercicios, dejando de lado la fuerza del método, el “CÓMO” . Es ahí donde reside la diferencia principal entre los profesores certificados a través de Romana´s Pilates.

Aquellos que realizan o enseñan otras disciplinas bajo el nombre de Pilates, desprestigian el método, modificando y corrompiendo algo que de por sí es perfecto.